Pese a las opiniones tan polarizadas que causó el anuncio de Ariana Grande como headliner de Coachella 2019 (supliendo a Kanye West quien por “motivos de logística” canceló su presentación), la intérprete de “Thank You Next” dio un primer espectáculo lleno de vitalidad e invitados especiales.

Grande se convirtió en la cuarta mujer en liderar uno de los festivales musicales más importantes del mundo y la más joven en hacerlo con tan solo 25 años de edad.

La cantante logró reunir sobre el escenario a casi toda la alineación de NSYNC salvo Justin Timberlake, quien recién acaba de terminar su gira mundial ‘Man Of The Woods‘. Aunque la ausencia de Timberlake fue más que evidente, Grande se ocupó de cantar sus versos en el clásico noventero “Tearin’ Up My Heart” mientras que Lance Bass, Joey Fatone, Chris Kirkpatrick y JC Chasez le acompañaron en “Break Up With Your Girlfriend, I’m Bored” que contiene un sample del tema “Makes Me Ill” de la ex-boy band.

Más adelante durante el set de 90 minutos que Grande ofreció apareció Nicki Minaj para interpretar dos de los éxitos que comparten, “Bang Bang” y “Side to Side”. Figuras como Diddy y Mase también acompañaron a la joven intérprete en una primera presentación que tuvo algunas fallas técnicas y de iluminación, pero que al final del día, refrendó su posición como una de las cantantes pop más importantes del momento.