“Me desperté esta mañana todavía soñando, o no completamente consciente de mí mismo. El sol se asomó por la ventana, tocando mi cara, y luego una profunda tristeza me venció, de inmediato, dándome vida y comprensión: My Chemical Romance ha terminado.

Aquí va Teads.


My Chemical Romance ha terminado. Pero nunca morirá. Está vivo en mí, en los chicos, y está vivo dentro de todos ustedes. Siempre lo supe, y creo que ustedes también. Porque MCR no es una banda, es una idea”.

Esas fueron las palabras de Gerard Way un día como hoy (22 de marzo), pero de 2013, cuando el frontman de My Chemical Romance anunciaba vía Twitter la noticia que ya se dejaba ver desde el lanzamiento de Danger Days: The True Lives of the Fabulous Killjoys (2010), su último material de estudio y con el que , a todas luces, ya no sentían la misma pasión por el proyecto que los había catapultado a la fama : My Chemical Romance anunciaba su separación definitiva.

Oh, el anuncio fue dramático y por demás emotivo. MCR fue la cara de todo un movimiento generacional de jóvenes -hoy adultos- quienes utilizaban la música de la agrupación como catarsis de las emociones y problemas socioculturales a los que tuvieron que enfrentarse. Ira, tristeza y hasta miedo:My Chemical Romance era el escaparate perfecto para toda una cascada de emociones.

Las cosas no han cambiado mucho desde entonces. Seguimos enojados, y por supuesto que aún sentimos miedo, pero la vida ya no es como lo era en 2013, y MCR tampoco.

Un año más sin MCR, con nuestras canciones favoritas: