En un abrir y cerrar de ojos el 2018 está a punto de culminar, y con ello, el espíritu navideño ha invadido toda la ciudad, en especial, un increíble rinconcito en la Colonia Escandón -una de las más antiguas de la CDMX- en donde una bola de helado común se convierte en toda una experiencia decembrina.

Estamos hablando de la Heladería Escandón, ubicada en Martí 65-1 Esq.Revolucion. Tras haberse preparado durante dos meses previo a la llegada de fin de año, y trabajando arduamente en equipo, lograron desarrollar un helado artesanal que consta de un domo de cristal comestible hecho a base de azúcar y con sabor a menta cuyo interior puede ser rellenado con el helado que más te guste, acompañado de una galleta de vainilla en forma de hombre de nieve o árbol de navidad. Por si eso fuera poco, la “bola de cristal” está adornada con luces led que son típicamente utilizadas en coctelería de fantasía. 

https://www.instagram.com/p/BqvoqqDF_zO/?utm_source=ig_embed

Debido al gran trabajo y detalle que implica hacer estos helados, Heladería Escandón cuenta únicamente con 65 piezas por día y estarán disponibles hasta el 10 de enero del 2109. ¿Lo mejor de todo? Su costo, pues por la módica cantidad de $70.00 pesos podrás disfrutar de esta creación desarrollada por manos orgullosamente mexicanas.