Durante todo el 2018 Frances Bean Cobain, la primogénita de Kurt Cobain, ha estado dando pequeños destellos de creatividad en cuanto su carrera artística se refiere, pues si bien no ha anunciado su incorporación a ningún sello discográfico, la talentosa cantautora se la ha pasado lanzando pequeños fragmentos de canciones que ella misma ha compuesto.

Aquí va Teads.

Valiéndose únicamente de una guitarra acústica y su nostálgica voz, Frances ha entregado lo que bien podría ser su último adelanto del año con una melancólica canción en la que se le puede escuchar decir:

No one told me how I should love myself. Damn near killed me, damn near killed myself”.

2019 podría ser el año en que la cantante de 26 años de edad finalmente de el gran paso y decida llevar todo ese talento que trae en las venas a las ligas mayores.

https://www.instagram.com/p/Bq0UFmWhDZY/?utm_source=ig_embed