De acuerdo a lo informado por  Brian Acton, co-fundador de la aplicación de mensajería instantánea más popular del globo, se tiene contemplado que WhatsApp comience a incluir anuncios de publicidad en el apartado de ‘historias’, justo como lo hiciera su app hermana, Instagram. 

Aquí va Teads.

Recordemos que WhatsApp fue comprado por el gigante Facebook en 2014, y de manera contractual habían asegurado que se ejercería cero presión para monetizar la aplicación en los 5 años posteriores a su compra, cláusula que está por terminar en 2019 y cuyos primeros estragos ya comienzan a surgir.

Esta nueva medida de publicidad pone en tela de juicio la privacidad de los usuarios dentro de la aplicación, pues aunque cuenta con un cifrado de extremo a extremo (uno de lo puntos más fuertes de WhatsApp) se ha planteado la posibilidad de que Facebook cambié el código cifrado para así, poder extraer palabras clave y bombardear al usuario con publicidad personalizada, lo que la verdad, no suena muy privado que digamos.