Texto: Berenize Rosales.

Aquí va Teads.

Otro año más de recorrer el circuito Roma-Condesa. Otro año más de Festival Marvin.

Una vez al año, ocho de los venues más icónicos de la Roma – Condesa se conectan para brindarnos durante 12 horas, 70 propuestas de música que van desde el post-punk hasta el hip hop. Festival Marvin es un oasis musical acompañado de cerveza y amigos. El sueño de cualquier amante de los conciertos por lo que visitamos seis de los shows que ofreció su octava edición.

 Tino el Pingüino

El piso se estremece, el corazón palpita cada vez más rápido y el resto de los músculos de nuestro cuerpo se tensan. Nuestra memoria corporal nos alerta para ponernos a salvo, pero de inmediato nos damos cuenta de que no se trata de un movimiento telúrico convencional –sé que la frase a continuación la han leído cientos de veces, pero los presentes no me dejarán mentir– Tino el pingüino hace temblar literalmente el piso del Festival Marvin con “Fractúbela”, primer corte de Oslo (su próximo álbum de estudio).

“En septiembre esto era un pinche Centro de acopio y hoy estamos de fiesta”, dice Tino. Han pasado ocho meses desde el sismo de 7.1 que sacudió nuestras vidas y desde entonces no se había reunido tanta gente en Parque España. Otra vez salimos a tomar las calles, pero en está ocasión para festejar la vida. Hoy las palas, los picos y los botes con escombro son vasos de cerveza y las camionetas no transportan víveres, sino personas que se dirigen a ocho puntos del circuito Roma-Condesa para divertirse. ¡Sobrevivimos!

Por Carlos Maycotte / Moy Triana

Cocó Cecé

Más de la mitad de las personas que estaban en la explanada del Parque España previó a la presentación de Cocó Cecé se retiran, pero eso permite que los fans from hell con la carita pintada como normalmente se presenta ella, vean más de cerquita a la chihuahuense.

Cocó interpretó “Amor en la metrópoli”, “Marginado”, “Nikki” y “Bestias de ciudad”, canción con la que su club de fans en la explanada presenta una linda coreografía que llama la atención de todos los camarógrafos.

Por Carlos Maycotte / Moy Triana

Lanza Internacional

Durante los quince años que los hermanos Durán formaron parte de Los Bunkers, a pesar de ser una de las principales mentes creativas y segunda voz del grupo, Francisco mantuvo un perfil bajo. Cuatro años después de la separación del quinteto ha asumido el papel de frontman del trío chileno-mexicano Lanza Internacional. Su forma de interactuar con el público sigue siendo bastante reservada, pero su presencia escénica es muchísimo más fuerte.

A diferencia de la presentación de su disco homónimo a principio de año en el Centro cultural de España en México, está vez en el Caradura no hay personas con playeras de su exbanda y nadie les suplica a gritos que toquen alguno de sus anteriores éxitos. Mauricio y Francisco han intentado apartarse de la sombra que dejó el quinteto de Concepción, pero en ellos existe la esencia creativa de Los Bunkers por lo que es inevitable añorar en el escenario a Mauricio Basualto y los López al escuchar “Tomar el sol”, que tiene pequeños guiños sonoros con Barrio estación (2008) o “Huellas digitales” con La velocidad de la luz (2013).

Por Carlos Maycotte / Moy Triana

Por Carlos Maycotte / Moy Triana

Simpson Ahuevo

Las morras pueden vestirse como quieran, ponerse como quieran y perrear hasta donde quieran”, dice Alan Anaya quien acompaña a Simpson Ahuevo tras la tornamesa, antes de que suene “Gas”.

“Casino del diablo” vuelve a cimbrar el Parque España. Simpson Ahuevo no puede creer su nivel de convocatoria ni que los presentes coreen su set list que va desde “Mextasis” hasta “Blunt de guayaba”.

Por Carlos Maycotte / Moy Triana

 Gang of four

 Andy Gill entra al escenario del Plaza Condesa, mira la guitarra y la avienta al piso. Esa primera escena desconcierta a muchos entre el público. John Sterry baila frenéticamente y salta de un micrófono a otro. Me gusta su actitud desenfadada, es tan post-punk. Pero la mayoría de la gente no logra conectar con los ingleses, en parte por las fallas técnicas por las que el cuarteto detiene su presentación algunos minutos.

Decepcionado parte del público se siente estafado, pues sienten que lo que ocurre en la tarima es un mal chiste, una banda tributo y no la leyenda de los 70 que esperaban ver. Tal vez no recuerdan o no estaban enterados de que el único miembro original de la banda es Gill.

Los ingleses hicieron un recorrido por los cuarenta años de trayectoria de la banda: Desde su disco debut Entertainment! (1979) Con “Natural’s not in it” hasta su último EP Complicit (2018) con “Ivanka (Things you can’t have).

Por Carlos Maycotte / Moy Triana

Por Carlos Maycotte / Moy Triana

Planeta No

El público se toma muy en serio esa frase del coro de “Maricon Zara” que dice “Y nunca hacemos nada, y nos drogamos mucho”, el Caradura apesta a marihuana y sudor. La emoción es tal que Gonzalo es arrastrado bruscamente de la orilla del escenario y navega de mano en mano sobre el mosh pit.

El trío chileno que a mitad de su presentación interpretó “Yo no sé qué me pasó” (cover a nuestro querido Juanga), cierra su presentación con “No me toques”, tema de percusiones con el que es inevitable mover las caderas.

Por Carlos Maycotte / Moy Triana

Por Carlos Maycotte / Moy Triana