Laura Puentes, es el nombre de la colombiana más mexicana que conocemos. Por las noches se dedica a prender en llamas cualquier spot que se le ponga en frente, y cuando decimos cualquier spot, lo decimos en serio, pues ha tocado en varias fiestas y escenarios de la zona metropolitana de la CDMX, pero también, ha estado detrás de la tornamesa para la plataforma musical de broadcasting internacional Boiler Room en Nueva York; consiguiendo cerrar el 2017 de gira por gran parte de Europa. Simultáneamente, compagina su vida de DJ con la de mujer de negocios, pues es propietaria de una tienda de ropa y accesorios cuya inspiración radica justamente en la música que toca. La reina del perreo de éste milenio ha logrado homogeneizar sus dos más grandes pasiones en una sola, bienvenido (por si aun no te sentías parte) a la nueva era del reggaetón de Rosa Pistola. 

Aquí va Teads.

Rosa Pistola como DJ

La cultura del reggaetón ha ido desarrollándose sutilmente desde hace ya casi 20 años, pero fue el 2017, el año en el que indudablemente rompió las barreras (principalmente clasistas) que lo mantenían segregado como un género musical de bajo perfil, es más, aún existen personas que no lo consideran género musical, pero es justamente el trabajo de personas como Laura, lo que le inyecta gasolina de la buena cada vez que se sube a la tarima. Es bien sabido en el circuito de la música urbana que los sets de reggaetón de Rosa son can-de-la pura y ponen a bailar hasta al más Green Dayero. La relevancia de Laura dentro de la escena musical ha sido tanta, que creó Perreo Pesado, un crew que explora todas las facetas de éste género mediante fiestas y curaduría de talentos finísimos.

Rosa Pistola como empresaria

La embajadora del perreo no se dedica únicamente a difundir el género musical como tal, si no que también es propietaria de una tienda de ropa y accesorios que en palabras de la misma Laura ” unifica las cosas que le gustan hacer, pues su marca RIP by Rosa Pistola es inspirada mayormente, por la música que produce”, hasta el año pasado, RIP estaba ubicado en la calle de Lisboa en la Colonia Juárez de la CDMX, actualmente se encuentran preparando lo que será una mejor ubicación para el imperio del streetwear más sensual de la ciudad, pero mientras esto sucede, Laura presentó el primer lookbook del año para la colección que lleva por nombre Back To Mine, captado por la lente de Ivloog