Seth Rogen está promocionando su nueva película, la comedia animada titulada Sausage Party, y lo está haciendo muy a su manera, con más y más risas. Esta semana, Seth tomó por sorpresa a la gente de Nueva York y les hizo una broma con la que les logró sacar un muy buen susto. Lo que hizo fue construir un melón con ojos y boca y colocarlo sobre otros melones “normales”, dentro de una tienda de frutas y verduras. Seth logró hacer que este melón hablara, y pues el resto es historia. ¡Tienes que ver el resultado arriba! Pobre gente…

Aquí va Teads.

Vía NME.