Porqué el Deadpool de X-Men Origins: Wolverine fue una basura

El director de ‘X-Men Origins: Wolverine’ explica por qué su Deadpool fue una basura

Hablemos de cambios radicales.

.

.

Hace poco tiempo, Deadpool se convirtió en la película de clasificación R más taquillera… ¡de toda la historia! Hasta el 1ro de abril, la cinta de Fox había rebasado los 355 millones de dólares, nada más en los Estados Unidos.

Es muy probable que estoy haya superado las expectativas, incluso de los mismos productores. Después de todo, esta no fue la primera aparición de Wade Wilson. Ryan Reynolds interpretó al mercenario en 2009, cuando apareció brevemente en X-Men Origins: Wolverine. En su primera escena, de hecho, el Wilson de Wolverine se apega al personaje que años después veríamos en Deadpool. Sin embargo, en el clímax de la película, Wolverine y Sabretooth luchan contra un Wade Wilson genéticamente alterado por Stryker. Este nuevo Deadpool tenía dos espadas que crecen de cada brazo (como las garras de Wolverine), poderes para sanar rápidamente, teletransportación, y ¿por qué no? también disparaba rayos de sus ojos. Ah, pero eso sí, su boca estaba *cocida* por lo que no podía hablar.

¿A qué genio guionista se le habrá ocurrido una idea tan brillante?

X-Men Origins: Wolverine, estuvo horrible, fue odiada por la crítica, aunque tuvo una recaudación decente en taquilla. Después de todo, Hugh Jackman tiene sus fans. Pero luego de ver a *ese* Deadpool, ¿qué ejecutivo de Fox en su sano juicio le daría luz verde a una película sobre un personaje tan equis? ¿Y clasificación R además?

Gavin Hood, el director de la película de Wolverine, no tiene nada que criticarle al nuevo Deadpool de Tim Miller y Ryan Reynolds, un mercenario bocón que le hace justicia a la versión original del comic. En una entrevista con Cinemablend solo tuvo cosas buenas qué decir.

Creo que el personaje funciona muy bien ahora, ya que se le permite ser el personaje que es en realidad, sin el estorbo de, ya sabes, los requisitos del PG-13 y sin todo el rollo de marketing… Fue sólo un poco más por debajo del radar inicialmente. Y para darle más crédito a los cineastas y Ryan, que tomaron control de su personaje, siguieron adelante y dejaron que Ryan hiciera su película. Deadpool es un bocón, un bocón muy mal hablado, y es muy difícil tener eso en grandes películas, cuando se tiene que trabajar dentro de ciertos parámetros que se establecen por los jefes de estudio.

Y así las cosas. El estudio simplemente no estaba lista para el Deadpool de 2016 en el año 2009. Para empeorar las cosas, la película de Wolverine se estuvo rodando durante una huelga de escritores, por lo que Hood no pudo arreglar al personaje. Vamos a asumir que eso explica la boca cosida.

Sabes, cuando hizo su breve aparición en X-Men Origins: Wolverine, eso fue exactamente de lo que hemos estado hablando. Era el estudio dándole chance a unos nuevos personajes para probar las aguas. Pero ahora se pone a hacer su propia película y lo hizo con gran valor y con toda la fuerza de su personalidad, por lo que se merece todo el éxito. Creo que se ha hecho muy bien, y creo que es fantástico que tuvieran el valor para seguir adelante y hacer la película. Tenían que darle la clasificación R, pero ¿se imaginan si estuvieran tratando de hacerla PG-13? No creo que hubiera funcionado. No quiero decir que otras películas no deban ser para mayores de 13 años. Por supuesto, quieres tener esa gran audiencia. Pero hay que tener mucho cuidado de no torturar de más el material para adaptarse a una estrategia de marketing en particular, y eso es lo que no hicieron con Deadpool. Justo hicieron la película de la manera en que tenía que hacerse, creo.

Aquí puedes ver la batalla infame entre Wade Wilson, Wolverine y Sabretooth. ¿Qué tal si pretendemos que nada de esto sucedió?

Vampire Weekend realizó una versión casi idéntica de “Jokerman” de Bob Dylan

La agrupación neoyorquina siguió una línea casi idéntica a la que Dylan estrenó en la  canción 1983.

Background