Conectar el futuro con el pasado, al piloto con el motor, es un arte que no se puede lograr únicamente viendo hacia adelante.

A veces hay que construir a partir del conocimiento ancestral y Mazda lo está haciendo.

"Feel Alive", es una ideología que mezcla el perfeccionismo ancestral de los valores japoneses, y la necesidad de mantener al automovilismo a la altura de esta carrera tecnológica de hoy en día.

Jinja Ibatti: el secreto detrás de todo.

Conectando al piloto con el motor, basados en una ideología ancestral que perfecciona el vínculo entre el jinete y su caballo, Mazda ha establecido como parámetro principal en la producción de sus automóviles, este balance que, curiosamente por su tiempo y edad, logra alcanzar los estándares de tecnología como Skyactiv que maximiza cada detalle de la conducción, perfeccionando los detalles tanto exteriores como interiores.

El futuro está en manos de las tradiciones y Mazda, lo reafirma de frente a los nuevos tiempos.