Por primera vez, un automóvil pensado para viajar y encapsular toda la música llega al mercado gracias a Mazda.

Sí, sí, viviendo en una era de mucha tecnología, es común que hoy en día todas las compañías de automóviles se centren en crear vehículos cada vez más avanzados. Pero en su lucha por estar cada vez más "a la punta", se siente como si la experiencia del usuario se hubiera perdido y los momentos que conectan a las personas con los motores, se fueran perdiendo.

Y parece ser que Mazda se ha dado cuenta de eso.

La compañía japonesa que desde hace tiempo ha logrado prevalecer en el mercado mexicano y adaptarse a las necesidades juveniles, hoy parece volver a darle al clavo con la presentación de la CX-30, un nuevo modelo en su gama de SUVs qué, a diferencia de otras camionetas, pareciera englobar un aspecto tecnológico nada pretencioso pero exquisitamente funcional.

¿Y por qué creemos eso?

Gracias a su equipado sistema multimedia que se adapta perfecto al Apple CarPlay & Android Auto, Mazda no sólo hizo manejar y conectarte a tu música 100 kilómetros más fácil, sino que además, gracias a la tecnología Bosé, 12 bocinas encapsulan agudos, graves y una claridad precisa gracias a la definición de su audio.

No es que la juventud estuviera olvidada, pero ¡vaya! Por fin hay un auto que es perfecto para viajar...