Los mejores discos del 2013… hasta el momento

20 álbumes que tienen que escuchar.

La portada de 'Holy Fire', uno de los mejores álbumes del 2013.

La portada de ‘Holy Fire’, uno de los mejores álbumes del 2013.

El 2013 ha sido un gran año para la música, uno repleto de asombrosos debuts y esperadísimos regresos que han logrado tenernos al borde de nuestros asientos casi diariamente. Lo más impresionante de todo es que apenas llevamos un tercio del año y hay muchos otros títulos interesantes en camino, desde Daft Punk hasta Boards of Canada. Hay mucho para emocionarse, pero antes consideramos que vale la pena mirar atrás y recordar los grandes discos que salieron durante los últimos cuatro meses. Si todavía no escuchan alguno aprovechen la oportunidad, aquí los 20 mejores discos del 2013

Foals – Holy Fire

Desde su álbum anterior, Total Life Forever, este quinteto de Oxford ya daba señales de que querían hacerla en grandes y tenían en mente convertirse en el siguiente gran grupo. Por eso no es de extrañarse que para su tercer álbum hayan elegido a Flood y Alan Moulder en la producción (encargados de impulsar la carrera de muchas bandas como The Killers o The Smashing Pumpkins). Foals son uno de los grupos más ambiciosos del Reino Unido y con Holy Fire finalmente demostraron estar listos para las grandes ligas.

David Bowie – The Next Day

En un año de esperados regresos, ninguno ha sido tan sorpresivo y aclamado como el de David Bowie. Había razones para ponerse nervioso. Con diez años prácticamente sin actividad alguna de Bowie, existía una posibilidad de que el nuevo álbum fuera una decepción, de que en su retiro hubiera perdido ese algo mágico que lo hizo leyenda. No fue así, The Next Day es un brillante álbum que muestra al icónico músico reflexionando en su pasado y viendo al futuro. El mejor disco de Bowie en mucho tiempo.

My Bloody Valentine – mbv

Más de veinte años de espera para el tercer álbum de estudio de My Bloody Valentine y finalmente en el milagroso 2013 llegó. El disco es otra obra maestra del shoegaze a cargo de Kevin Shields y compañía. Pudieron haber duplicado Loveless, una buena parte del mundo esperaba otro Loveless, pero en lugar de eso nos dieron un disco completamente diferente, mucho más crudo y oscuro. Veinte años después My Bloody Valentine nos mostró otra cara y nos volvieron a dejar a boquiabiertos.

James Blake – Overgrown

Sería apresurado nombrar a James Blake la voz de su generación, pero definitivamente el joven inglés está haciendo todo lo posible por dejar una marca en todos los que lo escuchamos. Después de su brillante debut, Blake regresa con Overgrown, un disco que nos muestra un crecimiento en James tanto como en sus letras como con su exploración musical. R&B, diferentes formas de la electrónica y el soul se unen bajo los experimentos del talentoso Blake en este disco rompe géneros que bien podría conseguirle su segunda nominación al Mercury Prize.

Iceage – You’re Nothing

En un mundo en el que la definición del punk es dudosa es bueno tener una banda como Iceage. Una que en menos de cuarenta minutos logre entregar su mensaje de manera directa, concisa, apasionada y fuerte. Lo hicieron con su debut y lo repiten con You’re Nothing. Aunque no es más de lo mismo, es punk, es frenético pero también muestra la evolución de la banda tanto en las letras como en los arreglos de las nuevas canciones.

Rhye – Woman

Previo al lanzamiento de su álbum debut, se sabía muy poco sobre Rhye, eran una banda que llamaba la atención por las razones adecuadas, la música. La identidad fue revelada más adelante, pero no importó porque lo que nos siguió atrayendo fue su música, en este caso la de su debut Woman. Un disco de R&B que se da el lujo de tener uno que otro momento de experimentación y que en general derrocha sensualidad.

How To Destroy Angels – Welcome Oblivion

Desde la última “separación” de Nine Inch Nails, Trent Reznor había centrado la mayoría de sus esfuerzos en un nuevo proyecto al lado de sus esposa y colaboradores Rob Sheridan y Atticus Ross. El primer LP de la banda llegó en el 2013 y resultó ser mucho más de lo que esperábamos. Es la mejor representación de Trent Reznor hoy en día, una combinación equilibrada entre su pasado industrial con Nine Inch Nails y la experimentación minimalista con la que trabajó en los soundtracks de un par de películas. Una mezcla que vale la pena escuchar.

The Knife – Shaking the Habitual

Los hermanos Dreijer han dado mucho de que hablar en los últimos años, sus discos se han convertido en grandes obras dentro del mundo de la electrónica mientras que sus espectáculos en vivo han llamado la atención. Ahora el dúo regresó con Shaking The Habitual, un ambicioso disco repleto de temas políticos y sociales adornados con algunas de las melodías más oscuras y experimentales de la banda. Un caótico viaje que probará la paciencia de más de uno.

A$AP Rocky – Long.Live.A$ap

A$AP Rocky es el siguiente gran nombre del hiphop, uno que ha estado formándose desde hace un par de años pero que finalmente se consagró en el 2013 con su álbum debut Long.Live.A$AP. El disco cuenta con invitados que van desde los obvios como Drake o 2 Chainz hasta los inesperados como Skrillex. La destreza de A$AP combinado con el talento de un ejército de productores dio como resultado el mejor disco de hiphop en lo que va del año.

Nick Cave & The Bad Seeds – Push the Sky Away

En los últimos años la discografía de Cave, tanto con The Bad Seeds como con Grinderman vio los momentos más frenéticos y estruendosos de su carrera. Push the Sky Away es una respuesta a eso, un álbum inspirado líricamente por extraños artículos encontrados en Internet y musicalmente mucho más tranquilo, melancólico y reflexivo que sus predecesores. Sin embargo, en el fondo encontramos esa misma pulsión oscura y amenazante que ha sido una constante a lo largo de la carrera de Cave.

Justin Timberlake – The 20/20 Experience

El hijo prodigio del pop regresó en los primeros meses del 2013 para entregar un disco que nuevamente rompe los estándares de lo que se espera de un artista tan mainstream. The 20/20 Experience es una amenaza doble, un álbum que por un lado tiene éxitos como “Suite & Tie” pero por otro se da el lujo de continuar sus experimentos con el soul, pop y R&B.

Atoms for Peace – AMOK

Atoms for Peace fue una banda concebida con la intención de tocar las canciones del álbum solista de Thom Yorke, pero para Amok evolucionó a ser un proyecto completamente autónomo. Amok es un disco en el que se cruzan los talentos de sus diferentes integrantes y donde también podemos ver el lado más experimental de cada uno de ellos. Un disco lleno de contrastes, cambios inesperados y profundas capas sonoras, que lo convierten en uno de los trabajos más interesantes en la carrera de todos los involucrados.

Yo La Tengo – Fade

Hay clásicos que pueden entrar y salir de nuestras vidas y no importa cuantas veces lo hagan, siempre los recibiremos con los brazos abiertos. Tal es el caso de Yo La Tengo que en el 2013 regresaron con su nuevo disco Fade. Un álbum cuya magia radica en su sencillez y las reflexiones presentes en las letras del disco. Uno de esos LPs a los que no le faltan ni le sobran canciones.

Tyler, The Creator – Wolf

A estas alturas Tyler, the Creator no necesita probar su habilidad como rapero, eso quedó demostrado con su segundo álbum de estudio Goblin y es por eso que en Wolf el centro del disco yace en la producción. Ahí es donde vemos el crecimiento de Tyler, pareciera que en este nuevo disco ya no esta sólo interesado en crear controversia o lo que sale de su boca, sino que ahora conscientemente mejora como productor y compositor para entregar un excelente disco.

Fidlar – Fidlar

Rock de garaje descontrolado y sin mayor pretensión, esa es la formula detrás de Fidlar. No es novedosa, no es innovadora pero en el caso de Fidlar es tan bien ejecutada que cuesta trabajo no enamorarse. Una banda llena de energía y angustia adolescente, que sólo necesita de una guitarra para impactar y contar todas sus historias.

Lorelle Meets the Obsolete – Corruptible Faces

El dúo tapatío fue seleccionado por The Cure para abrir su concierto en México y tras escuchar Corruptible Faces entendemos por qué. La banda logró encontrar el punto exacto entre el shoegaze y el dream pop, para de ahí componer todo su nuevo álbum de estudio. Las canciones son melódicas pero a la vez completamente distorsionadas, psicodélicas y con obvios toques de krautrock. Un emocionante disco que no debe pasar desapercibido.

The Black Angels – Indigo Meadow

En Indigo Meadow The Black Angels recurren a la misma fórmula que siempre les ha funcionado. Viajan al pasado para extraer sonidos de los momentos más psicodélicos de los sesenta y entregan una versión retorcida que habla, en múltiples ocasiones sobre la maldad. La diferencia es que este nuevo disco ve a la banda repasando sonidos de sus contemporáneos para ofrecer un disco que tiene lo mejor del pasado y presente.

Daughter - If You Leave

En un año en el que todo parece girar en torno al folk es bueno escuchar una banda que pueda ofrecer algo distinto dentro del género. Ese es el caso del trío británico Daughter, que en su debut If You Leave logran atrapar los elementos básicos del folk y experimentar con ellos. El resultado es un hipnotizante álbum repleto de atmósferas sonoras de las cuales es imposible escapar.

Ghost B.C. – Infestissumam

Se podría pensar que Ghost B.C. es un proyecto completamente visual, que sólo son una puesta en escena disfrazada de banda. Afortunadamente no es así, debajo del maquillaje, Ghost B.C. son una banda con una clara propuesta musical. Son metaleros pero los coros tienen un factor pop que hace de sus canciones algo completamente irresistible, aún cuando estén hablando sobre lucifer y tengan cánticos en latín como fondo.

Yeah Yeah Yeahs – Mosquito

Reinvención es una palabra trillada dentro de la música pero los Yeah Yeah Yeahs parecen haberlo tomado como estandarte para sus últimos dos discos. Mosquito, su cuarto álbum de estudio, es una explosión de esa reinvención, nos muestra mil caras de la banda desde el góspel hasta el reggae y rock de garage. Una crisis de identidad nunca había sonado tan bien y tan coherente.

¿Cuál creen que sea el mejor de todos?

Background